España debe exigir a Panamá respeto a los derechos humanos y mejoras democráticas