El Nodo de Derechos de HREV trabaja en la promoción y salvaguarda de los derechos de las personas y los pueblos. Hemos tratado de superar una visión de los derechos humanos centrada en lo subjetivo, aislando al ser humano del hecho social. Entendemos que no tenemos derechos si no somos ciudadanos y sólo somos ciudadanos en lo social.

Por eso, apostamos al derecho a la autodeterminación como eje principal de la realización de otros muchos derechos en las Américas. El territorio, como espacio de realización de los derechos, rebasa el marco tradicional occidental (y, por tanto, colonial) del Estado-Nación y es ahí donde centramos nuestro trabajo.

La capacidad del Nodo de Derechos de HREV es limitada, ya que, siguiendo nuestro mandato, no hemos construido estructuras estables ni hemos profesionalizado a nuestro equipo. Sin embargo, esta situación también nos ha permitido gozar de dos capacidades escasas en nuestros tiempos: flexibilidad extrema e independencia real (no discursiva).

Así, hasta ahora, nuestra forma de promocionar y salvaguardar los derechos de las comunidades y pueblos con los que tenemos contactos ha sido a través de tres tipos de acciones:

Informes y misiones

En casos de crisis de derechos o de clara violación de los mismos, hemos tenido capacidad de enviar misiones o equipos de verificación al terreno. De ese trabajo de campo surgen informe completos que son utilizados por las comunidades interesadas y que el Nodo de Comunicación de HREV nos ayuda a difundir para lograr visibilizar ante la opinión pública e incidir en organismos nacionales e internacionales.

Conoce un ejemplo

 

Investigación

Esta es quizá la raíz ‘genética’ de HREV. Así empezamos. Se trata de investigar de forma meticulosa fenómenos relacionados con la violación o el ataque a los derechos de las comunidades y los pueblos. Las investigaciones suelen estar relacionadas con los megaproyectos económicos que amenazan los territorios –y por tanto la autodeterminación política, cultural, social y económica de los pueblos-.

Conoce un ejemplo

 

 

Acompañamiento

En muy pocos casos nos podemos permitir acompañar de una forma sostenida a comunidades o pueblos que solicitan la colaboración solidaria de HREV. Siempre que hemos podido lo hemos hecho. El acompañamiento no siempre es físico, sino que a veces consiste en seguir colaborando sine die en todos aquellos campos en los que la comunidad precise de apoyo puntual o permanente.

Conoce un ejemplo

Deja un comentario