Me golpeaban, me amarraron con un zuncho, me tiraron al piso y me caminaban encima, me pateaban, mientras gritaban: ‘te gusta manifestarte, te gusta tirarle piedra a los guardias, chucha de tu madre, ahí está te voy a rajar la cabeza para que sigas tirando piedra’. [El policía] me abofeteó tres veces en la cara, sacó su arma, me pegó en la cabeza y dijo: ‘te rajé para que seas serio”Extracto de uno de los testimonios recogidos en el informe

poliencolon

 

colon3El despliegue policial en el distrito de Colón durante las protestas de la sociedad colonense por la aprobación de la Ley 72 ha dejado un rastro evidente de violación de derechos humanos y de derechos colectivos. Según el informe que hoy hace público Human Rights Everywhere (HREV) hubo uso excesivo de la fuerza y lo más preocupante es que, tal y como defiende la organización, “se repite un patrón que ya pudimos observar en Changuinola (2010) o en San Félix (2011)”.

La organización internacional HREV desplegó un equipo de ocho profesionales voluntarios entre el 22 y el 28 de octubre de 2012 en la ciudad de Colón para verificar las denuncias sobre violación de Derechos Humanos hechas por diversos ciudadanos y por el Frente Amplio por Colón (FAC).

En 6 días, entre el 22 y el 28 de octubre se realizaron 200 entrevistas individuales y documentadas. Ahora, se presenta el informe preliminar con información tabulada y analizada de 91 de esos casos ya que consideramos urgente un avance de la información que aporte racionalidad y elementos que colaboren a un proceso de verdad, justicia y reparación.

El equipo de campo ha documentado, entre otros hechos, al menos, 32 casos de allanamientos policiales irregulares, 19 personas heridas de bala (algunas de ellas no buscaron atención médica por miedo a ser detenidas), 46 detenciones cuestionables en su forma legal, 41 casos de golpizas policiales y, al menos, 3 casos de torturas durante la retención y negación de asistencia médica. También logramos documentar y comprobar las circunstancias en las que murieron 3 de las 4 víctimas mortales (incluyendo a la persona que perdió la vida en un accidente de tráfico relacionado con los hechos).

Preocupa especialmente la situación de riesgo a la que se expuso a las y los menores de edad que se concretó en un niño muerto de 9 años, una niña de 7 años herida de bala dentro de su hogar y varios afectados por los

gases lacrimógenos. También es destacable el uso indiscriminado de munición letal por parte de los agentes de la Policía Nacional y de los cuerpos militarizados del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) y del Servicio Aeronaval.

HREV recomienda a las autoridades panameñas iniciar un proceso efectivo de investigación sobre las responsabilidades intelectuales y materiales respecto a los hechos que se denuncian, garantizar la
posterior aplicación de la justicia y la reparación a las víctimas, y desarrollar normativas para evitar violaciones de derechos básicos tan graves en el futuro. Entre ellas, se debe prohibir el uso de unidades militarizadas [como Senafront y el Servicio Aeronaval] en acciones de carácter policial y de control de multitudes. También se pide un plan de implementación de las recomendaciones que el Comité para la Erradicación de todas las formas de Racismo (CERD) y la Comisión de Derechos Humanos de la ONU han hecho al Estado  de Panamá.

Accede al informe completo donde encontrarán todos los datos del trabajo de campo, testimonios, así como las principales constataciones, conclusiones y recomendaciones:

Informe Preliminar Colon – HREV (pdf)

Comunicado Informe Colon – HREV (pdf)

Executive report on human rights violations in the city of Colón- HREV (pdf)

Especial de OtraméricaLey 72 incendia Panamá

Estudio cartográfico en Geoactivismo.org: Violación derechos humanos en Colón, oct 2012

Mapeo de la cobertura de los equipos de HREV en las principales zonas de enfrentamiento entre manifestantes y las fuerzas represivas del Estado:

Leave a Reply