Organizaciones internacionales exigimos garantías para la Corporación Nuevo Arco Iris

Publicado por en Mar 21, 2015 en Comunicados | No hay comentarios
Organizaciones internacionales exigimos garantías para la Corporación Nuevo Arco Iris

HREV volvemos a suscribir y firmar una carta conjunta en la que se exige que se ponga fin a una situación que ya calificábamos en noviembre como de inaudita….

Organizaciones Internacionales exigimos garantías reales de protección para la integridad física y moral de José Aristizábal García, Fernando Hernández Valencia, así como de todas las personas defensoras de Derechos Humanos y trabajadores por la Paz de Colombia

Carta abierta al presidente de Colombia:

Señor JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN
Presidente de la República de Colombia

Señor Presidente, ¿cómo garantizar la eficacia del proceso de paz que se lleva a cabo en La Habana si mientras tanto las personas que entregaron las armas hace 20 años y apostaron por la paz, siguen siendo amenazadas y perseguidas?

El pasado día 10 de marzo fuimos notificados nuevamente de otra serie de amenazas dirigidas contra la Corporación Nuevo Arco Iris (CNAI) y otras organizaciones y personas defensoras de los Derechos Humanos. Estamos presenciando una nueva oleada de amenazas que está llegando a cientos de activistas de Derechos Humanos en todo el país.

Hacemos saber a las instituciones públicas responsables y a la comunidad internacional que se trata de la cuarta amenaza recibida por la CNAI en los últimos cinco meses, la segunda en lo que va de año. El comunicado proviene del grupo paramilitar de “Las Águilas Negras Bloque Sur” y está dirigido a aquellas personas que formaron parte de la Corriente de Renovación Socialista, entre las cuales se encuentran Fernando Hernández, Adolfo Bula, nuestro compañero y amigo José Aristizábal, así como también a otras personalidades públicas de organizaciones sociales y políticas que están luchando por consolidar los diversos procesos de negociación para lograr un país en paz. Es muy preocupante que, como elemento nuevo, las amenazas se extienden a los familiares de las personas señaladas.

El pasado mes de octubre una gran cantidad de organizaciones, instituciones y personalidades nacionales e internacionales nos pronunciamos denunciando este contexto de amenazas y persecución que se está llevando a cabo, exigiendo al gobierno nacional que tomara las medidas pertinentes y advirtiendo a los organismos garantes de Derechos Humanos que estuvieran muy atentos al desarrollo de los acontecimientos de los meses venideros. Sin embargo, respecto de este pronunciamiento el gobierno colombiano no ha hecho absolutamente nada. Nuevamente, el 12 de febrero de 2015, solo hace un mes, una extensa red de organizaciones que trabajan por los Derechos Humanos en Europa, le dirigió un comunicado enfático a las instituciones colombianas solicitando que se investigue de manera contundente la fuente de las amenazas permanentes a la vida de las y los trabajadores por la paz. No es presentable que el 2014 haya cobrado la vida de 55 defensoras y defensores de Derechos Humanos. Tampoco que la lista de amenazas supere las 1200 personas.

Recordando la carta pública “No bastaron 11 años de exilio” que escribió José Aristizábal y que iba dirigida a usted, señor presidente, nos preguntamos hasta cuándo el gobierno nacional, la Fiscalía General de la Nación y la Unidad Nacional de Protección van a seguir de brazos cruzados sin tomar las medidas necesarias que requiere esta grave situación. Denota una falta de coherencia con el momento histórico que está viviendo Colombia que, mientras el gobierno nacional está llevando a cabo grandes esfuerzos para lograr un acuerdo de paz con las FARC en La Habana, deja en total abandono institucional a todos aquellos y aquellas que arriesgaron y siguen arriesgando su vida por la construcción diaria de la paz y la reconciliación. Estas personas son la verdadera semilla para lograr una Colombia diferente y sin el reconocimiento y las garantías de retorno y de vida digna para ellas y sus familias, señor presidente, el proceso que está llevando a cabo su gobierno carecería de sentido y estaría condenado al fracaso.

Reiterando el comunicado emitido el pasado mes de octubre, los abajo firmantes –organizaciones no gubernamentales e instituciones políticas del Estado español – expresamos nuestra profunda indignación y preocupación por esta situación. Es alarmante que en medio del proceso de paz sigan operando impunemente estructuras criminales que, bajo la mirada pasiva del gobierno nacional y de sus instituciones, persiguen a través de mensajes y actos muy violentos a quienes han apostado por la palabra como principal forma de acción política.

Exigimos que se reactiven de manera urgente las garantías plenas de protección física y moral para José Aristizábal, en virtud del compromiso que adquirió el Estado colombiano con la Corriente de Renovación Socialista en el acuerdo de paz de abril de 1994. Asimismo exigimos que se garantice la protección de Fernando Hernández, los investigadores de la CNAI y las organizaciones y personas amenazadas que figuran en la lista del pasado mes de octubre y así como en la reciente del pasado día 9 de marzo.

Señor presidente, el Estado representado en todas sus instituciones tiene que demostrar un discurso coherente para favorecer el proceso de paz. La semana pasada en la ciudad de Barcelona, la directora de la Unidad para la Atención y Reparación Integral de las Víctimas, Paula Gaviría, ante 300 personas en proceso de exilio y migración, se comprometió a apoyar el retorno digno y con garantías de seguridad de las y los colombianos exiliados que así lo quieran. Usted mismo, en la ciudad de Madrid, tuvo encuentros con múltiples personalidades políticas, buscando apoyo para las negociaciones. La comunidad internacional sigue y apoya con interés la posibilidad de concretar el fin de un conflicto armado que lleva décadas. Retomamos sus palabras en la entrevista con el diario El País de España: “Vender la paz es más difícil que vender la guerra”. Instamos al gobierno colombiano y a todas sus instituciones para que entienda que el proceso de paz tendrá más credibilidad si se persigue y judicializa a quienes amenazan impunemente. Si se brindan con eficiencia todas las garantías para la protección de la vida. Sin garantías plenas para la participación política y social nunca conseguiremos la tan anhelada paz.

Solicitamos una urgente respuesta de las instituciones a las que va dirigida la presente carta para hacerle el seguimiento pertinente. A los siguientes correos electrónicos: info@observatorioadpi.org; info@nuevoarcoiris.org.co

FIRMAN:

Assemblea Bolivariana de Catalunya
Associació Connexió de Recursos per a lAcció Comunitària
Barrinar cap a la sostenibilitat
Candidatura d’Unitat Popular – CUP
CGT- Internacional
Colombia en Pau
Colectivo Maloka
Colectivo Mapuche-Chileno Peuma Trawün
Col·lectiu Republicà del Baix Llobregat
Coordinadora Obrera Sindical dels Països Catalans – COS UB
De-Liberaciones, espacio de estudio y acción social para la emancipación”
Ecologistas en Acción
Educació per a l’Acció Crítica
Enginyeria Sense Fronteres – ESF
ERAPI-Laboratori Cooperatiu de Socioantropologia
Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
Fundació Autònoma Solidària, UAB– FAS
Grupo de Investigación en derechos humanos y sostenibilidad de la Cátedra UNESCO de sostenibilidad-UPC
Grup de Treball Etnografia dels Espais Públics de l’Institut Català d’Antropologia – GTEEP-ICA
Grupo de Trabajo Suiza Colombia
Human Rights Everywhere
Iglesia Evangélica Menonita
Iniciativa per Catalunya Verds – ICV
Institut de Drets Humans de Catalunya – IDHC
ÍTACA – Organització Internacionalista dels Països Catalans
Juristes Solidaris
La Adhesiva, Espai de Trobada i Acció
La Ciutat Invisible SCCL
La Seca cooperativa
Mujeres Pa’lante
Observatori DESC
Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos (OSPDH) de la Universidad de Barcelona
Observatorio por la Autonomía y Derechos de los Pueblos Indígenas en Colombia
Observatori d’Antropologia del Conflicte Urbà – OACU
Socialismo Revolucionario
Rereguarda en Moviment
Revolta Global – Esquerra Anticapitalista
Coordinación por los Derechos de los Pueblos Indígenas (CODPI) – formada por:
– Alternativa Intercambio con los Pueblos Indígenas
– Almáciga
– Mugarik Gabe
– Associació Perifèries
Taula Catalana per la Pau i els Drets Humans a Colòmbia, formada por:
-Associació Catalana per la Pau
-Comissió Catalana d’Ajuda al Refugiat
-Consell Nacional de la Joventut de Catalunya
-Cooperacció
-Entrepobles
-Fons Català de Cooperació al Desenvolupament
-Fundació Desenvolupament Comunitari
-Fundació Pagesos Solidaris
-Fundació Pau i Solidaritat – CCOO
-FundiPau
-Intersindical-CSC
-Justícia i Pau
-Lafede.cat – Organitzacions per a la Justícia Global
-Lliga dels Drets dels Pobles
-Moviment per la Pau – MPDL
-Oxfam Intermón
-Sindicalistes Solidaris – UGT

Deja un comentario